El primer plan de este 2017 fue ir a la bolera de Marineda City (A Coruña). Dos partidas de bolos muy entretenidas donde los plenos ya se hacían sin querer al transcurrir la mañana. Llegamos sobre las 12:15 y nos encontramos el local cerrado, lo cual a más de uno se le quedó una cara digna de ver. Finalmente abrieron la bolera a las 12:45.

Empezamos a jugar, padres e hijos. Jugamos dos partidas, la primera fue casi de calentamiento, pues en general hicimos una partida que casi ni llega al “progresa adecuadamente”. Ganó la partida primera Jorge. La segunda partida estuvo más reñida y se hicieron más plenos. El primer puesto se decidió en la última ronda, entre los hermanos Quique y Andrés. Ganó Andrés con 128 puntos y Quique hizo 124.

Cuando acabamos nos dimos cuenta de que derribar tantos bolos daba mucho apetito y nos fuimos al Burger King a quitar ese apetito de ganadores. Los conductores tomaron café, pues eran las 15:30 y había que volver a Santiago y el resto tomamos un buen helado. Volviendo a casa nos dimos cuenta de que este 2017 va ser una locura.